Usted está aquí 100% Honduras Datos generales

Datos generales

E-mail Imprimir PDF

El país

  Honduras es uno de los países más vulnerables de América latina, azotado por tormentas y huracanes.  El 80% de la población vive con menos de dos dólares al día y esta pobreza es claramente visible en los barrios que rodean a sus ciudades.

  Tegucigalpa sirve de muestra: una de las ciudades más caóticas del continente. La pista de su aeropuerto muere apenas unos metros por encima de una de las principales avenidas de la capital hondureña, desde donde ya se observa multitud de pequeños barrios que cuelgan de las montañas que rodean la ciudad. Enjambres de pequeños habitáculos de chapa y madera, en muchos casos sin agua ni luz, vulnerables a las tormentas.

 Niños y ancianos son los mas expuestos a la pobreza en Honduras. Uno de cada tres jóvenes hondureños es analfabeto, unido en muchos casos a una deficiente alimentación. Acudir cada día a la escuela es a veces un sueño inalcanzable. Las familias no pueden pagar los 40 euros de matrícula, con una natalidad de cinco hijos y familias desestructuradas.


 El resultado es que cada año 400.000 niños se quedan fuera de las aulas, presas del trabajo infantil. Por ello, facilitar una educación a los niños es primordial para ACOES.

 Gracias a los proyectos de la organización, más de 8.000 niños de zonas desfavorecidas tienen un plato de comida encima de la mesa y pueden acceder a una educación que les permitirá construir una vida digna para sus familias.


  La sanidad es otro de los objetivos de ACOES en un país en el que uno de cada tres hondureños no puede pagarse la atención sanitaria, generalmente de pago.


Demografía

  Honduras tiene una superficie de 112.090 km2 y una población que ya casi alcanza los 7 millones de habitantes. Fronterizo con Nicaragua, Guatemala y El Salvador. La población es joven, con un 39.8 % de menores de 15 años. Tiene una tasa de natalidad que se sitúa entre las más altas del mundo: 4 hijos por mujer en la zona urbana y 7 en la zona rural.


 Honduras se puede describir como un pequeño cinturón que aprieta Centroamérica entre el Caribe y el Pacífico, con Guatemala al norte, Nicaragua al sur y El Salvador al Oeste.  Pese a su clima cálido, más de la mitad del territorio es montañoso, con cordilleras que acompañan la frontera norte con Guatemala.


 Tegucigalpa (capital) y San Pedro Sula son los dos núcleos urbanos más importantes del país. Estas dos ciudades han atraído a gran número de campesinos debido al paro en las zonas rurales.

Turismo

 Honduras está poco enfocado al  turismo. Quizá por eso permanecen vírgenes puntos como La Mosquitia, la jungla más grande de Centroamérica y a la que apenas llegan aviones.


 Las ruinas de Copan, que se encuentran en la frontera con Guatemala y que han sido nombradas Patrimonio de la Humanidad, e islas caribeñas como Roatan.


 Desde la capital se puede viajar en bus a ciudades de gran encanto como Comayagua, cuyos edificios repasan siglos de historia, ciudades de pasado colonial como Amapala y llegar en bus al Pacífico. También se puede volar hasta  La Ceiba, donde aguardan playas caribeñas poco concurridas. De acuerdo con la tradición garífuna, el gigantesco árbol que da nombre a La Ceiba fue la escalera que Dios usó cuando bajó del cielo a visitar la Tierra.

Historia/etnias

  El indio Lempira es el personaje más característico del país y que da rostro a la moneda.  Es el estandarte de la lucha de los hondureños contra la dominación extranjera, un símbolo presente en el folclore del país. Se trata de un líder indígena que, al parecer, se enfrentó al español Alonso de Cáceres.


 Tras la llegada de los españoles, la población indígena se fue diluyendo debido a las enfermedades europeas, las guerras, el cambio social hasta quedar en menos de un 20%. Y terminó de diluirse con la llegada de esclavos africanos, sobre todo en el Caribe.


  Así, se crearon dos etnias: los garífunas (mezcla de indígenas caribes y esclavos africanos) y misquitos (mezcla de indígenas de la meseta, europeos y africanos), quedando sólo reductos del indígena original en zonas muy concretas y limitadas.


  En el siglo XIX (hacia 1830) Honduras proclamó su independencia y, como muchos países de la zona, su debilidad le llevó a caer en la influencia (principalmente económico-política)  de distintos países como Guatemala, primero, o Estados Unidos después.


 Dos partidos se disputan el gobierno del país desde entonces, el partido Nacional y el Partido Liberal. La actual Constitución data del 1983.